English Português 中文

Importancia del sisal

La cultura del sisal se ha desarrollado en el Nordeste de Brasil, región semiárida con precipitación entre 600 y 800 mm, con lluvias irregulares durante el año.

Como el sisal necesita de lluvia con precipitación mínima de 400 mm por año, la planta se ha desarrollado y se ha bien adaptada en esta región, ya que, debido al bajo índice de lluvias y su irregularidad, la población tiene pocas alternativas por la agricultura.

Por ese motivo, el sisal tiene importancia fundamental para toda la población de la región productora. Más que 600 mil personas viven directa o indirectamente del sisal y no tienen otra alternativa de fuente de renta, sólo la producción y comercialización de la fibra del sisal.

Como el sistema de producción prevalece el minifundio – propiedades entre 10 y 20 hectáreas –, la riqueza generada por la producción y comercialización del sisal beneficia millares de personas en el campo y en las ciudades que están en la región productora de sisal.

De esa forma, el sisal es una gran fuente de renta y de empleos para millares de personas – su gran importancia social.

Además de todos estos beneficios, como el trabajo familiar prevalece, el cultivo de sisal es como un importante agente de fijación del hombre a la región semiárida del nordeste, lo que impide la migración de gran población a las afueras de las grandes ciudades.

Otro de los beneficios de la cultura de sisal es que, ya que es una cultura ecológica, no utiliza pesticidas y fertilizantes químicos, y tiene condiciones de fornecer un producto “limpio” (sisal orgánico) sin cualquier residuo químico.